Blogia
Loly Álvarez

Puertas selladas

Esta mañana cuando hemos llegado estaban todas las puertas del Instituto selladas con pegamento. Los coches no han podido entrar y uno de los ordenanzas estaba ya con un pincho intentando quitarlo. Nos hemos puesto todos los que íbamos llegando y al final hemos entrado por otra puerta secundaria que tenía menos pegamento y la otra se ha abierto por dentro, el alumnado ha entrado por la puerta en la que han robado el cancelín durante la Semana Santa.

De vez en cuando tenemos esta tarea y hace que nos indignemos con la impotencia de cortar este tipo de gamberradas, llamé a la policía y todo lo que me dijeron es que fuera y pusiera la denuncia, les dije que lo pusieran en el parte y que, por favor, se dieran una vuelta por las tardes, a partir de las ocho que el edificio se queda solo.

Ayer recibimos a tres alumnas rumanas que hoy cuando han entrado en la clase se han quedado encantadas porque nunca habían tocado un ordenador y nuestro centro está con ordenadores en todas las clases ¡Qué diferencia! 

Las alumnas rumanas, la mayoría, llega sabiendo hablar porque allí en su país se ven las telenovelas y aprenden el idioma pero tienen muchas deficiencias en cuanto a la expresión y de contenidos en general. La primera tarea que se hace con este tipo de alumnado es ubicarlas en grupos en los que tengan otro compañero que en un momento dado les pueda traducir, hasta que vayan aprendiendo el idioma en las clases de apoyo y con el ATAL. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Juan -

Lo más seguro es que os sellaron el insti para que no se escape la cultura.
Algunos centros que yo me sé había que sellarlos de verdad, je, je.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres