Blogia
Loly Álvarez

PERDÓNAME, MAESTRA

Esta mañana, al rato de entrar, expulsaron a un niño de la clase. Me dijo que no había hecho unas tareas que le puso la profesora, en un principio me extrañó porque por ese motivo no se puede expulsar a nadie de clase. Lo envié a la clase de nuevo para que fuera por la tarea y apareció con unos libros, lo mandé con el profesor de guardia al aula de convivencia y me dijo el profesor que lo habían expulsado de inglés y que estaba haciendo otra asignatura, me voy a hablar con él y me dice que es que él no había querido recoger un papel del suelo. 

Ante la confusión me fui con él para la clase y me dijo que él no iba a recoger el papel, le pedí que lo recogiera, delante de la profesora y me dijo que no que él no lo recogía. El papel lo cogí yo y me lo llevé al despacho, llamé a su madre y delante de él le hablé muy duro, la madre quedó en venir a hablar conmigo.

A la hora siguiente ya reflexionó y vino a pedirme perdón, nos fuimos a la clase, que estaba en tutoría y pidió perdón en público. Todos estaban muy callados y aceptamos su perdón. 

Como este caso hay unos cuantos, son niños que están muy desmotivados y que sólo están esperando cumplir la edad obligatoria para abandonar los estudios. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rubén Díaz -

Supongo que lo del papel lo hace sólo por llamar la atención consciente o inconscientemente...

¿Por qué crees que están tan desmotivados?

Pedro Jiménez -

Wow! pidió perdón en público? qué bueno...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres